La fiesta

See it First, Get Notifications:  
El glamour de una recepción en la mansión de la empresaria Angela Mahler atrae a la alta sociedad: hombres de negocios, mujeres poderosas, bon vivants en busca de diversión. Inesperadamente, se encuentra un cuerpo en la piscina y lo que era una fiesta se convierte en el escenario de un crimen misterioso. Entonces empieza una búsqueda frenética del asesino. Detenidos en la casa y bajo el punto de mira de los investigadores, todos los invitados son sospechosos hasta que se demuestre lo contrario. La historia sucede en 24 horas en una trama de suspenso, repleta de ambición, segundas intenciones y pasiones descontroladas.

Hay un viejo juego de mesa llamado Clue que consiste en averiguar quién es el responsable de un asesinato. Hay sospechosos, armas y escenarios de homicidio, y cada jugador debe tratar de averiguar quién cometió el crimen, cómo y dónde. Pues La fiesta, la nueva superproducción de Globo, se parece bastante a ese planteo. Hay un muerto y nadie sabe a quién adjudicárselo. Miniserie filmada con tecnología cinematográfica, que es una remake de la telenovela homónima que se realizó en Brasil en la década de 1970. Con un elenco extraordinario y una actriz bellísima en pleno ascenso de su carrera como protagonista, Sophie Charlotte.

La acción de La fiesta transcurre sólo en 24 horas. En una lujosa mansión hay decenas de invitados disfrutando de una noche en la que sobran el alcohol, el sexo y las drogas, mientras en la piscina y bajo lluvia flota el cuerpo de un joven, Bruno Ferraz. Y es que Globo ha encontrado en las miniseries un nicho con mucho potencial en América del Sur, y se ha dedicado a explotarlo. Estos formatos no son una novedad en la compañía, que los realiza desde 1982, pero sí han ganado prestigio en los últimos tiempos, lo que les permitió conquistar mercado. Este año serán cinco las series cortas que se verán en Uruguay: a La fiesta y la anunciada Amores robados se les suman El canto de la sirena, Las brasileñas y Las cariocas, todas emitidas por el mismo canal. Al tratarse de un formato más compacto respecto a una telenovela, los buenos argumentos que han caracterizado históricamente a las ficciones brasileñas se lucen con mayor contundencia. Es esa una de las principales atracciones de las miniseries y de La Fiesta en particular, que es exclusivamente dramática y deja de lado el humor absurdo y el bullicio de cierto tipo de personajes que suelen opacar interesantes tramas.
1