Dejemonos de Vargas

See it First, Get Notifications:  
Ramoncito, a pesar de tener 40 años, seguirá siendo Ramoncito, como lo llamaban en su familia, para diferenciarlo de su papá Juan Ramón Vargas. Han pasado los años y ahora Ramón tiene su propia familia y junto a ellos tendrá que enfrentar miles de inesperadas situaciones que lo pondrán en verdaderos aprietos.

Un papá con una racha de mala suerte; una esposa hermosa, abogada y exitosa; un hijo adolescente fuera de lo común; un mejor amigo, con todo el sabor costeño; una empleada que no cocina, pero que canta todo el tiempo a grito herido; un perro adoptado que adivina los marcadores de los partidos de fútbol y una hija que no conocen, son los ingredientes de esta disparatada familia.
1