Corazon traicionado

See it First, Get Notifications:  
Una madre es capaz de hacer cualquier cosa por un hijo. Eso es precisamente lo que piensa Lorena García (Yelena Maciel) cuando le secuestran a su pequeño de 5 años para conminarla a que cometa un crimen. Todo comenzó la noche en que Lorena descubrió que Guillermo, su marido, es un sicario y que había fallado en un atentado que le hiciera Marco Aurelio Corona, prestigioso abogado de la ciudad. Como una medida desesperada Guillermo Páez (Ángel David Díaz) y su jefe deciden llevarse al niño de Lorena, obligándola así a trabajar como enfermera en la casa del abogado con la intención de matarlo.

Para Lorena es un paso peligroso, podrían descubrirla, pues ella trabajó para esa familia en el pasado ayudando a su hermana de la casa de campo de los Corona. De eso hace 15 años, ella era una niña y se había enamorado platónicamente de Alberto Corona Sotillo (Cristóbal Lander), hijo del prestigioso abogado. Lorena se los confesó y Alberto prometió que cuando creciera, él se casaría con ella. Ahora ya es una mujer y el destino la enfrenta con el amor de su vida, pero bajo unas circunstancias terribles. Viene, bajo amenaza, a colaborar con la muerte del padre de Alberto y al parecer no tiene otra alternativa; forma parte de un complot donde se asesinarán a Marco Aurelio Corona (Aroldo Betancourt). El destino cumple su parte, Alberto se enamora de Lorena.

Muere Marco Aurelio, de un disparo directo al corazón, Alberto quiere hacer justicia; descubrir quién está detrás de la muerte de su padre. Lo único que lo reconforta es el gran amor que siente por Lorena. Lo que para ella es un amor imposible se convierte en la única salida que tiene para encubrir su relación con el asesinato.

Lorena y Alberto logran casarse a pesar de las negativas de Gertrudis Sotillo de Corona (Caridad Canelón), madre de él. Pero su felicidad es corta porque se descubre toda la verdad. Alberto siente el precio de la traición de las dos mujeres que más ama, su madre y su esposa. Su madre por ser ella, junto a su tío Claudio Corona (Gonzalo Velutini), los autores intelectuales de la ejecución de su padre; y su esposa, porque las evidencias la señalan como autora material del hecho.