Angela

See it First, Get Notifications:  
Ángela Bellati es una joven maestra de escuela, encantadora y muy hermosa, que vive en el pueblo costero de El Rosario (Alvarado) en Veracruz junto a su madre enferma, Delia Bellati Roldán, y Francisca, la fiel nana que es para Ángela como una segunda madre. El novio de Ángela es Julián Arizpe, un forastero al que ella cree un hombre honesto, pero realidad es un mujeriego que la engaña con Ximena Chávez, la mejor amiga de Ángela.

Ángela discute constantemente con su madre debido a que ella está empeñada en que no haga su vida con un hombre, pues no quiere que sufra lo mismo que ella sufrió en el pasado, cuando el padre de Ángela la abandonó por otra mujer. Aunque Ángela está decidida a hacer su vida con Julián así tenga que ir en contra de su madre, las circunstancias cambian de manera radical cuando finalmente descubre a Julián y Ximena juntos.

Mientras tanto, la enfermedad de Delia empeora y es ingresada en el hospital. Sabiendo que está pronta a morir, hace jurar a Ángela que no se dejará humillar nunca, y con su último aliento maldice a la mujer que le robó el amor del padre de Ángela: Emilia Santillana Roldán, su prima hermana. Al escuchar finalmente el nombre que Delia siempre se negó a revelarle, Ángela jura que no descansará hasta encontrar a su tía y hacerla pagar por haber destrozado la vida de su madre.

Emilia Santillana Roldán es una mujer bella y distinguida que reside en la ciudad de San Miguel de Allende, y a base de trabajo duro y constancia se ha ganado una alta posición y ahora es dueña de una fábrica y varias minas. Ángela llega a la ciudad, y con la venganza en mente se presenta en la empresa de Emilia Santillana Roldán, y busca de empleo. Yolanda Rivas, la mano derecha de Emilia, se maravilla con el carácter perseverante y aparentemente dulce de la muchacha, y compadecida, convence a Emilia de que la contrate. Poco a poco, Ángela se va ganando su confianza.

En San Miguel de Allende también vive Mariano Bautista, un joven ingeniero que trabaja en la mina de plata "La Soledad", propiedad de Emilia y de Don Feliciano Villanueva, un anciano que se vio obligado a venderle una parte de su mina a Emilia para que no tuviera que cerrarla por problemas económicos. Ángela es designada para trabajar en la mina como administradora, y aunque la relación con Mariano empieza de forma hostil, poco a poco los dos se van conociendo y acaban por enamorarse.

La felicidad parece por fin al alcance de la mano de Ángela después de tantas amargas experiencias, pero el juramento que le hizo a su madre la une a su destino, y ella, sin quererlo, desatará un torbellino de dolor y sufrimiento que deberá sortear para encontrar la paz y la felicidad.